Máscaras, Máscaras En Todas Partes: Los Proveedores Locales De Atención Médica Comparten Máscaras

May 25, 2020

GRACIAS, GRACIAS

José Ambriz de Garden City tiene muchas responsabilidades para un joven de 18 años.

"Cada vez que me voy, le pregunto si necesita algo de la tienda o algo", dijo Ambriz, refiriéndose a su anciana madre, Soledad Salinas, que se ha quedado en el interior desde que el coronavirus comenzó a propagarse en la comunidad.

Ambriz trabaja en Applebee's para mantenerse a sí mismo, a su madre y a sus dos sobrinos, Fernando Salinas, de 11 años, y Adrian Salinas, de 10 años, quienes anunciaron con entusiasmo a los representantes del condado de LiveWell Finney el viernes mientras distribuían máscaras en un parque de casas móviles. .

"Los muchachos no han salido porque solo teníamos dos", dijo Ambriz.

Pero el viernes, recibieron alrededor de 20 máscaras, junto con alimentos donados por Cornerstone Church, Finney County Farm Bureau y varias personas, lo que le dio a toda la familia una razón para sonreír.

En total, cerca de 30,000 máscaras fueron distribuidas la semana pasada por empleados del condado de LiveWell Finney, Centura Health-St. Catherine Hospital y Genesis Family Health.

Martha Brabos y sus hijos, Alfonso y Angel Bustos, afuera de su casa el viernes, después de recibir máscaras del condado de LiveWell Finney, Centura Health-St. Catherine Hospital y Genesis Family Health.
Credit Martha Brabos y sus hijos, Alfonso y Angel Bustos, afuera de su casa el viernes, después de recibir máscaras del condado de LiveWell Finney, Centura Health-St. Catherine Hospital y Genesis Family Health.

Martha Brabo y sus dos hijos también recibieron algunas máscaras muy necesarias el viernes.

"Soy madre soltera y tengo que cuidarlos, así que si algo me pasa a ellos también les pasa a ellos", dijo Brabo, afuera del parque de casas móviles donde ella y su hijo Alfonso Bustos, de 17 años. y Angel Bustos, de 14 años, viven.

El sentido de gratitud y alivio de Brabo al recibir las máscaras fue evidente por su tono de voz y la gran sonrisa en su rostro.

"Gracias Gracias. Muchas gracias por su ayuda. Gracias porque hay muchas personas que te necesitan ”, dijo.

Brabo, como muchos otros residentes, se ha preocupado cada vez más, ya que el condado de Finney ha visto un fuerte aumento en los casos de COVID-19 en las últimas semanas.

El último recuento de casos del Departamento de Salud y Medio Ambiente de Kansas mostró al Condado de Finney en segundo lugar por el mayor número de casos confirmados de COVID-19 en el estado, con 1,413. Solo el recuento de casos del condado vecino de Ford de 1,607 fue mayor.

Gran parte del aumento en el oeste de Kansas se atribuyó a brotes en plantas empacadoras de carne, incluyendo Tyson Fresh Meats en Holcomb, donde trabaja Brabo. Pero ella dijo que ahora se siente segura trabajando allí.

“Se están ocupando de todos. Obtenemos todo y nos piden que no nos mantengamos juntos ”, dijo Brabo, refiriéndose al equipo de protección personal que la compañía está suministrando a los trabajadores y las medidas de distanciamiento social que ha implementado. "Están prestando atención a todos".

Los residentes de un complejo de apartamentos en Mary Street aceptan máscaras e información sobre COVID-19 de un voluntario.
Credit CORTESÍA

Ifrah Ahmed, una refugiada somalí que también trabaja en Tyson, se hizo eco de los sentimientos de Brabo sobre los esfuerzos realizados por la compañía para proteger a sus empleados.

"Estoy realmente impresionado con cuánto informan a todos y las precauciones que están tomando son bastante buenas", dijo Ahmed, y agregó que todos los empleados son examinados para detectar síntomas antes de ingresar a la planta. “Estoy muy orgulloso de lo que están haciendo. Estamos haciendo un excelente trabajo ”.

Ahmed ayudó a hacer correr la voz a sus amigos y familiares somalíes sobre el esfuerzo de la semana pasada para difundir máscaras y proporcionar información de los CDC.

“Me aseguré de que la gente lo supiera y difundí la información tanto como pude. No estaba físicamente allí para distribuir ", dijo.

Esto se debe a que recientemente se recuperó de COVID-19, descubriendo que la tenía después de un dolor de cabeza prolongado que al principio pensó que era una migraña. Sin embargo, después de la prueba, se confirmó que tenía COVID-19.

"No tuve muchos de los síntomas. El mío fue principalmente dolores de cabeza y dolor de garganta ”, dijo Ahmed.

Ahmed, quien completó su cuarentena de 14 días el 11 de mayo, le dice a la gente: "‘ Quédese en casa, no solo para nosotros, sino para proteger a los más débiles y ancianos ".

UN ESFUERZO LOCAL PARA PROTEGER A LA COMUNIDAD

Hacer llegar ese tipo de información a la comunidad fue uno de los objetivos detrás del esfuerzo para distribuir máscaras, dijo la Dra. Gretchen Dunford, jefa de cirugía del Hospital St. Catherine y miembro del Comité de Alcance Comunitario, que encabezó el esfuerzo.

"Nuestro principal objetivo es hacer eventos comunitarios y promover la salud a través de la comunidad", dijo Dunford.

El 11 de mayo, el comité, que está compuesto por Centura Health-St. Los empleados de Catherine Hospital y LiveWell Finney County discutieron formas de ayudar a mantener a la comunidad segura en medio del aumento de los casos de COVID-19, especialmente aquellos que carecen de acceso o la capacidad de obtener sus propias máscaras.

Después de darse cuenta de que tenían acceso a solo unos pocos miles de máscaras, de amigos en el campo de la medicina o de subvenciones, Dunford contactó al Dr. Toni Green-Cheatwood, Vicepresidente de Grupo y Ejecutivo Médico de Centura Health en Colorado Springs.

"Acabo de darle un resumen de los casos de escalada y los puntos críticos", dijo Dunford, y agregó que sentía que era importante para St. Catherine, como proveedor de atención primaria de salud del condado, tomar más medidas para informar a la comunidad sobre el virus.

Green-Cheatwood pudo obtener 25,000 máscaras de Centura Health para su distribución en el condado de Finney.

Dunford, los representantes de LiveWell Finney y otros cuidadores del Hospital St. Catherine comenzaron a distribuir las máscaras el 16 de mayo, con la ayuda de Green-Cheatwood, otros líderes de Centura Health y enfermeras de Colorado.

Beth Laudert-Koksal, directora de salud comunitaria en LiveWell Finney County (izquierda) y Callie Remschner-Dyer, directora ejecutiva en LiveWell Finney County, entregan máscaras, desinfectante para manos e información sobre COVID_19 en un parque de casas móviles en Garden City el viernes.
Credit ANGIE HAFLICH / HIGH PLAINS PUBLIC RADIO

Junto con las máscaras, también distribuyeron folletos informativos sobre COVID-19 de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) en inglés, español, vietnamita, haitiano, birmano y somalí sobre COVID-19 a varios complejos de apartamentos, parques de casas móviles y tiendas en Condado de Finney

Remschner-Dyer sugirió los folletos en varios idiomas a los funcionarios de los CDC que en realidad se comunicaron con LiveWell Finney County para obtener ayuda mientras abordaban el brote de COVID-19 en Dodge City.

Hasta el viernes, se distribuyeron un total de 29,885 máscaras, junto con 2,000 botellas de desinfectante para manos.

El Hospital del Condado de Kearny en Lakin también compartió información y pautas de COVID-19 con los residentes del Condado de Finney, así como también sitios de prueba emergentes, para ayudar a detener la propagación.

¿ ESTA  PREPARADO EL HOSPITAL ST. CATHERINE PARA UNA SOBRETENSIÓN EN CASOS DE COVID-19?

Green-Cheatwood dijo que Centura Health, con sede en Colorado Springs, le da al Hospital St. Catherine en Garden City y al Hospital Bob Wilson Memorial en Ulises acceso a muchos recursos necesarios en la lucha contra COVID-19.

"Una de las cosas que podemos hacer, al ser un sistema como este es que podemos compartir recursos", dijo Green-Cheatwood, refiriéndose a la red de 17 hospitales de Centura Health. "S t. Catherine y Bob Wilson son parte de esa red, por lo que allí donde sea necesario, tenemos recursos en Colorado que podemos redistribuir en Kansas ".

Cuando se le preguntó acerca de la capacidad de camas en St. Catherine y Bob Wilson, Green-Cheatwood dijo que ambos tienen un plan de aumento, que de ser necesario, incluiría la conversión de camas de hospital regulares en camas de "mayor nivel de atención". También dijo que la red de hospitales tiene muchos ventiladores, en caso de que haya una mayor necesidad de ellos.

"Por lo tanto, nos sentimos muy bien preparados para esto en cuanto a lo que tenemos en los hospitales", dijo Green-Cheatwood, y agregó que el objetivo final, sin embargo, es aplanar la curva para que las instalaciones no se vean abrumadas con un aumento de COVID-19 . "El propósito de esto es nunca abrumar al sistema, sino mantener un número constante que podamos administrar".

Ella dijo que Centura Health tiene un plan de sobretensión de tres niveles. Una fase de ese plan convertiría las unidades de atención postanestésica (UCPA) en unidades COVID-19, si las hospitalizaciones por COVID-19 lo justificaran.

Hasta el lunes, había 15 personas hospitalizadas por COVID-19 en el Hospital St. Catherine.

Un tercer nivel del plan de emergencia del Hospital St. Catherine, si surge la necesidad, implicaría la instalación de carpas al aire libre, lo que requeriría apoyo federal y estatal, dijo Green-Cheatwood.

Centura Health también se encuentra en "un buen lugar" en términos de tener suficiente equipo de protección personal (PPE) para los proveedores de atención médica, agregó Green-Cheatwood.

"Centura Health comenzó a adquirir EPP un par de meses antes de que esto se hiciera realidad", dijo.

Green-Cheatwood dijo que los modelos indican que ambas instalaciones del oeste de Kansas están bien preparadas, en caso de que ocurra un aumento, siempre y cuando la tasa actual de aumento en los casos de COVID-19 permanezca igual, pero dijo que la responsabilidad personal: usar máscaras, distanciamiento social y lavado de manos: es la clave real para evitar que los hospitales se vean abrumados por COVID-19.

EL CONDADO DE FINNEY ABRE, AL MENOS PARCIALMENTE

El jueves, la Comisión del Condado de Finney, actuando como la Junta de Salud, votó 3-2 para permanecer en la fase 1.5 del plan "Ad Astra" de la gobernadora Laura Kelly hasta el 31 de mayo.

Ese plan limita las reuniones a 10 o menos personas, pero permite que salones de peluquería y manicura, peluquerías y salones de tatuajes se abran para citas programadas. Se permite la reapertura de gimnasios y gimnasios, pero sin acceso a vestuarios o clases grupales.

Los comisionados Lon Pishny y Larry Jones sugirieron que el condado se alinee con el estado y pase a la fase 2 del plan de Kelly, que permite reuniones de 15 o más personas en lugar de 10, para eliminar la confusión.

"Si comenzamos a hacer variaciones, la preocupación que tengo es la confusión que causa", dijo Pishny.

Esa moción no fue aprobada por un voto de 3-2, con Pishny y Larry Jones votando sí.

El presidente de la Comisión del Condado, Duane Drees, dijo que dudaba en aumentar el número de personas permitidas para reunirse de 10 a 15 debido a la tasa de positividad ya alta del condado, que el 

Director del Departamento de Salud del Condado de Finney y la Oficial de Salud Pública, Colleen Drees, dijo que era 42 por ciento el jueves. .

"Así que estamos lejos del promedio estatal del 20 por ciento", dijo Duane Drees.

Colleen Drees dijo que los funcionarios de salud esperan un aumento en los casos de COVID-19 en las próximas dos semanas, según las tendencias observadas en otras comunidades que se han abierto.

La moción de Duane Drees para permanecer en la fase 1.5 hasta el 31 de mayo fue aprobada por un voto de 3-2, con él, Dave Jones y Clifford votando sí.

Los comisionados del condado de Finney tienen previsto reunirse a las 8 a.m.del viernes para reevaluar los datos COVID-19 del condado para determinar si continuarán reabriendo.

Este artículo está dedicado a la memoria de los 188 habitantes de Kansa, 1,519 tejanos, 1,332 habitantes de Colorado, 313 habitantes de Oklahoma y 150 habitantes de Nebraska que han muerto por COVID-19.

Traducido por Rachael Sebastian.