© 2021
background_fid.jpg
In touch with the world ... at home on the High Plains
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

​​La participación en las elecciones de Texas ha vuelto a caer este año. Los expertos no está

LM Otero
/
AP

Si el dicho "la gente que no vota no se puede quejar" es cierto, entonces cientos de miles de tejanos registrados para votar van a tener que quedarse callados hasta la siguiente elección.

Read this story in English

Los tejanos continuaron con la tendencia de mostrar un tibio interés en las elecciones, ya que menos del 50% de los votantes acudieron a las elecciones de medio mandato del martes pasado.

La participación en todo el estado fue de poco más del 45%, ya que 8,032,438 personas votaron en persona o por correo. Eso es de un total de 17,672,143 votantes registrados, según los datos de la oficina del Secretario de Estado de Texas del jueves pasado por la tarde.

En los condados más grandes del estado, la participación estuvo muy por debajo del 50% para la elección del martes y cayó en comparación con la participación de las elecciones de medio mandato del 2018.

En el condado de Harris, alrededor de 1,100,970 votantes emitieron su voto para una participación de casi el 43%. Eso representa una caída desde la anterior elección de medio mandato en el 2018, cuando 1,219,210 personas votaron llegando a una tasa de participación del 52%. Pero la caída en la participación es aún mayor si se considera que el condado de Harris agregó más de 211,000 votantes a las listas entre esas elecciones.

Alrededor de 625,895 votantes del condado de Dallas votaron en estas elecciones, con una tasa de participación del 44%. El condado de Dallas vio a unas 729,750 personas votar en las elecciones de medio mandato del 2018, con una participación del 57%. En los cuatro años que hubo en medio, el condado de Dallas sumó más de 135,470 votantes.

En el condado de Tarrant, la participación fue de casi el 47%, con poco menos de 592,000 personas sufragando sus votos, comparado con las elecciones de medio mandato de 2018, en las que votaron unas 631,840 personas con una participación del 57%. En los cuatro años que pasaron entre esas elecciones, el condado de Tarrant sumó unos 159,100 votantes.

Brandon Rottinghaus, profesor del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Houston, dijo que no le sorprendió la participación de este año, dado que las elecciones de medio mandato no son tan atractivas como las presidenciales.

"Normalmente, es difícil conseguir que los tejanos voten en las elecciones de medio mandato. Vimos un aumento considerable en 2018 y luego un gran aumento en 2020, pero está empezando a parecer que los números de 2018 y 2020 fueron básicamente una excepción", dijo a KERA. "[Los tejanos] no están tan atentos a los asuntos estatales. Definitivamente no creerán que su voto importa. Así que es más difícil hacer que vengan a votar".

Los resultados escasos se produjeron a pesar de las contiendas de alto perfil en la boleta electoral, incluyendo las elecciones para gobernador de Texas, vicegobernador y fiscal general. Los resultados eran tan fáciles de predecir como la participación: los republicanos de Texas arrasaron en las elecciones más importantes, así como en los cargos estatales de contralor y comisionado de tierras, al tiempo que mantuvieron sus cómodas mayorías en la Cámara de Representantes y el Senado de Texas.

Rottinghaus dijo que eso se debió, en parte, a que los demócratas volvieron a ser incapaces de motivar a su base en las zonas donde tienen más votantes.

"No consiguieron el tipo de números que necesitaban en los grandes condados urbanos, y no fueron capaces de hacer suficientes incursiones en algunas de las zonas rurales para poder compensar" a los republicanos, dijo.

Incluso en el condado de El Paso, hogar del candidato demócrata a gobernador Beto O'Rourke, la participación no fue tan alta como hace cuatro años. Allí se emitieron unos 166,600 votos, logrando una participación de alrededor del 33%. Eso es un descenso significativo desde 2018, cuando unos 206,000 de los 450,000 votantes registrados acudieron a las urnas, una participación del 46%. (O'Rourke también estuvo en la boleta electoral en 2018, cuando perdió una elección al Senado de los Estados Unidos contra el republicano Ted Cruz que defendía su banca). Desde 2018, El Paso agregó 56,500 votantes registrados.

En el condado de Bexar, alrededor de 541,350 personas emitieron su voto alcanzando una participación de casi el 44%. Eso es una caída respecto de 2018, cuando alrededor de 551,000 personas votaron, llegando a una participación del 51%. En los cuatro años en el medio, el registro de votantes creció en más de 157,000 personas.

El condado de Travis mostró una impresionante participación del 63% en 2018, cuando alrededor de 486,550 de 774,300 votantes emitieron su boleta, solo alrededor de 461,000 votantes acudieron este año. Eso es a pesar de que el Condado de Travis agregó más de 112,000 votantes en ese lapso de cuatro años.

Brian W. Smith, que enseña ciencias políticas y es el decano asociado de la Escuela de Ciencias Sociales y Comportamiento en la Universidad de St. Edward en Austin, dijo que la elección de este año no fue un referéndum sobre la presidencia de Joe Biden como lo fue el 2018 sobre el expresidente Donald Trump.

"Claro, [Biden] fue una de las cosas que ayudó a moldear el voto de la gente. Pero él no fue el factor determinante. Había muchos otros temas por los que la gente podía votar, así que no fue una elección en la que la gente saliera a expresar su descontento o apoyo al presidente en funciones", dijo a KUT.

Rottinghaus dijo que cuantos más votantes se queden en casa, independientemente del partido al que pertenezcan, menos se escucharán sus voces.

"La participación en estas elecciones fue abismal. Fue demasiado baja. Por eso, los votantes deben entender que si no participan en el proceso, su capacidad de controlar lo que ocurre en Austin es limitada", dijo. "Eso tiene que cambiar, no sólo entre un grupo de edad o un grupo demográfico, sino en todos los ámbitos. Esas cifras tienen que ser mucho mayores para que Texas pueda tener una opinión más significativa sobre lo que hace su gobierno estatal".

Traducido por Maria Arce

Copyright 2022 KUT 90.5. To see more, visit KUT 90.5.

Julian Aguilar